Lectores

2 mar. 2011

No siempre podemos controlar lo que hay en nuestro interior



Encuadernación: Rúst.
ISBN: 978-84-450-7745-0
Nº Edición:
Año Edición: 2009
Nº páginas: 300
Precio: 19

Sinopsis:
 No siempre podemos controlar lo que hay en nuestro interior.
Noel Villalta parece tenerlo todo: amor, dinero, posición social, amigos... Aún así percibe que algo falla, que su vida está incompleta. No consigue encontrarse a sí mismo. Harto del modo en que transcurre su existencia, lleva a cabo actos carentes de sentido en los que incluso pone en riesgo su vida.



A consecuencia de uno de ellos, Noel tiene un accidente de motocicleta y pierde su mano derecha a la altura del antebrazo.
No contento con las soluciones que le ofrecen los médicos, se obsesiona con la idea de un trasplante y -desoyendo el consejo de los expertos- pone en marcha todos los mecanismos a su alcance para volver a ser quién era. Pero a partir de ese momento nada volverá a ser igual. La sombra de una terrible sospecha se adueñará de su mente y de sus actos, y Noel descubrirá que no es quien creía ser.

Opinión personal:
 
El otro es una novela que atrapa desde el primer momento, con una narración fluida, sencilla, sin complicaciones. Creo que es una excelente novela, que no quieres dejarla hasta saber que va a pasar al final. Un libro de esos que lees de un tirón y luego investigas acerca de los temas que plantea. Lo que más me gusta de El otro son sus personajes, porque están perfectamente delineados, no son planos, no son predecibles. Son casi, casi, de carne y hueso. Sinceramente recomiendo su lectura. Si fuera a criticar algo diría que la escena final no está a la altura del resto de la novela, aunque no es mala. 

Le doy 5 estrellas de 5. 





El otro contiene elementos de la profesión de Clara Tahoces quien es experta en grafología y editora de la revista española Más allá de la ciencia

La novela está narrada desde una tercera persona, aunque bastante pegadita a los pensamientos de Noel Villalta, nuestro prota, llega al punto de que cuando el lente se mueve hacia la psicóloga que lo atenderá en determinado momento de la narración, me sentí sorprendida. Tal vez no soportaba no saber que estaría haciendo Noel en esos momentos. 

El título despertó mi interés enseguida pues imaginé que se trataría de un cambio de personalidad, y acerté, sin embargo no imaginaba que podría ser un cambio espiritual motivado por algo tan...material?, orgánico? como un trasplante de órgano. 

Es cierto que no se trata de cualquier trasplante, se trata de nada más y nada menos que un trasplante de mano. Nuestros hígados, o nuestros riñones no tienen la carga emocional que tienen nuestras manos. A cuantas personas hemos acariciado, o consolado con nuestras manos?

Durante 300 páginas aproximadamente seguiremos la historia de Noel, quien caprichoso, rico, y acostumbrado a obtener todo lo que quiere, desea recuperar su vida obteniendo la mano de una persona ya fallecida y no un trasplante biónico como le recomiendan sus médicos.

Aquí podríamos establecer un paralelismo con Clin Hallam, quien fue el primer hombre en recibir un trasplante de mano. Y quien después pidió que se la retiraran por sentirse ¨mentalmente separado de ella¨. En este link pueden ver una imagen de él, advierto que no es agradable. Link

Se acercan spoilers, no leas más si no quieres saber detalles de la trama

Después que ocurre el transplante Noel comienza a tener sueños recurrentes relacionados con asesinatos cometidos contra personas a las cuales él conoce. Y con el tiempo comienza a darse cuenta de que no son solo sueños...Con la ayuda de una psicóloga comenzará a desentrañar la madeja de lo que le está ocurriendo: todo está relacionado con el dueño anterior de la mano trasplantada. Con los sentimientos, las ideas, las intenciones de su dueño. Entonces se plantea una nueva pregunta, es posible que un órgano guarde parte de la energía espiritual de su dueño? Ese órgano que lo ha acompañado durante los momentos en los cuales esa persona ha llorado, se ha alegrado, ha soñado, está, por decirlo de alguna forma, impregnado de su alma? (Sustituya la palabra alma por la que encuentre más apropiada según sus creencias)



Esta es el tema que se encuentra tras la aventura psicológica de Noel V. La memoria celular y la energía L. La memoria celular es una teoría que afirma que todas nuestras experiencias vitales se impregnan en nuestras células. A ver si lo explico resumido tal y como lo he entendido. Se trata de que en un ciclo vital natural, cuando nuestros órganos dejan de funcionar, y ocurre la muerte natural, nuestra alma, o energía espiritual se desprende del estuche que fue nuestro organismo y se integra al resto del universo. En el caso de algunos  trasplantes, cuando el órgano es separado del resto del cuerpo, la persona tiene muerte cerebral, y se mantiene respirando y latiendo su corazón mediante aparatos artificiales ya que de no hacerlo, el flujo de sangre disminuye y los órganos se dañan. O sea, en este caso no llega a ocurrir esa ruptura cuerpo-mente-alma que ocurre en una muerte natural. Y el órgano desprendido pudiera arrastrar consigo parte de la carga espiritual de la persona. Sorprendente verdad?

Hay algunos casos registrados en la vida real. Por ejemplo, la historia de Claire Sylvia, bailarina norteamericana quien recibió un corazón y los pulmones de un donante masculino y quien manifestó cambios extraordinarios en sus hábitos alimenticios, incluso en sus sentimientos hacia los hombres y las mujeres. Quien finalmente afirmó conocer el nombre de su donante porque de alguna manera él mismo se lo había dicho, y acertó, siendo esta información clasificada y no habiendo tenido antes acceso a ella. El libro Baile de corazones, cuenta su experiencia.
O el caso del niño Carter, quien afirmaba sentir la presencia de otro niño, de alguna manera, junto a él, y quien reconoció al padre del donante en una multitud, cuando nunca antes le había visto y lo saludó frotando su nariz contra la de él, como hacía el donante.

Lo cierto es que estos casos, que han sido pocos, la ciencia no puede explicarlos y la memoria celular está todavía en estudio. Donar los órganos sigue siendo un gesto solidario y recibirlos marca la diferencia en muchos casos entre la vida y la muerte.

 



Los aspectos espirituales de los trasplantes de órganos continúan siendo un misterio.....Saquen ustedes sus propias conclusiones.
Nos leemos!


 
Publicar un comentario